Autodefensa Informática 02: “La naranja informática”

En enero del 2013, Laura Poitras, documentalista y productora estadounidense, empezó a recibir correos anónimos y cifrados de un tal “Ciudadano Cuatro”.

El llamado “Ciudadano Cuatro” decía tener pruebas de los programas encubiertos de vigilancia de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos y de otras agencias de inteligencia de varios países.

Cinco meses después, Laura y los periodistas Glenn Greenwald e Ewen MacAskill volaron a Hong Kong para la primera de muchas reuniones con un hombre que resultó ser Edward Snowden.

Laura se llevó su cámara. La película resultante es Historia -con mayúsculas- ocurriendo frente a tus ojos.

William Binney, un analista de inteligencia, terminó denunciando los abusos del gobierno tras los atentados del 11 de septiembre. Debido a estas denuncias, varios agentes del FBI allanaron la casa de Binney y le apuntaron con sus armas.

Los ejemplos de Binney y otros como él evidencian lo ridículo de las palabras del presidente Obama en los medios de comunicación: “No habría habido ningún problema si Snowden hubiera usado los canales apropiados para mostrar sus revelaciones al público estadounidense”.

Edward Snowden afirma: “Prefiero arriesgarme a ser encerrado en la cárcel, o cualquier otro resultado negativo que me pueda ocurrir, que a la restricción de mi libertad intelectual y la de aquellas que me rodean, por las que me preocupo tanto como por mí mismo”.

La implicación más triste de la película es que todos los gobiernos fagocitan a quienes trabajan para ellos y aplastan cualquier intento de disidencia significativa.

¿Por qué ningún miembro del Congreso se ha levantado para defender a Snowden, quien es una especie de héroe para buena parte de la población?

¿Por qué los gobiernos de Alemania y Brasil, dos naciones indignadas por las revelaciones de Snowden, no le han ofrecido asilo político?

Recomendamos la visión del documental “Ciudadano Cuatro”, del que tenéis un enlace para su descarga más abajo. Es una escalofriante visión del espionaje a gran escala que varios gobiernos están llevando a cabo, y una llamada de atención a un hecho incuestionable:

¡¡SIN PRIVACIDAD, NO HAY LIBERTAD!!

En el programa de este mes:

 Not f'd — you won't find me on Facebook

Relacionado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + 18 =