Redadas, CIE y deportaciones: la maquinaria represiva de la política migratoria

Esta semana la Radio Coctelera de Radio Almaina está dedicada a las políticas migratorias actuales. Desde el decimotercer Encuentro del Libro Anarquista de Madrid os traemos la charla “Redadas, CIE y deportaciones: la maquinaria represiva de la política migratoria”. A cargo de Eduardo Romero, del colectivo editorial Cambalache (Asturias)

En los ocho primeros años del siglo XXI llegaron al Estado español unas cinco millones de migrantes. Tras unos años de ralentización de los flujos migratorios -en el marco de la crisis-, la cuestión migratoria vuelve a estar en primer plano ante la llegada de personas refugiadas por el sureste de Europa. Cuál es la manera en que los Estados europeos y concretamente el Estado español gobiernan la política migratoria será el objeto de esta charla: desentrañar cómo se articula la política de internamiento y expulsión con la producción de una fuerza de trabajo migrante barata y servicial.

La población de inmigrantes en España ha pasado de un millón en el año 2000 a 5,7 millones en 2010. Pero, frente al discurso europeo y español de cierre de fronteras, lo cierto es que en 2009, fueron expulsadas 13.000 personas en total de España.
Por eso y a partir de estas premisas, te recomendamos su libro “Un deseo apasionado de trabajo más barato y servicial”, donde Eduardo Romero realiza un análisis crítico de la política de extranjería dentro de las fronteras europeas y españolas para explicar, mediante el contexto histórico, el análisis sociopolítico y las cifras por qué se ha permitido la entrada de casi cinco millones de personas en este país a la vez que se les mantiene en la vulnerabilidad y el desarraigo.

Eduardo Romero es uno de los socios fundadores de la Asociación Cambalache, un colectivo que en sus ocho años de existencia se ha convertido en uno de los espacios de trabajo político colectivo más activo de la capital de Asturias, y que comprende una editorial, una librería, un grupo de consumo responsable, entre otros, pero sobre todo, un local de reunión, debate y análisis político. Uno de los grupos de trabajo está dedicado a la inmigración, en el que estudian y debaten “las políticas represivas y de criminalización que la Unión Europea pone en práctica, así como la elaboración de material educativo para contrarrestarlas”.

Relacionado: